El sueño es la pequeña puerta escondida
hacia el más profundo e íntimo santuario del alma.
(Carl Gustav Jung)