¿Qué es Psicoterapia? Duración
¿Qué es Psicoterapia?

La palabra psicoterapia puede tener muchos significados según el enfoque terapéutico. Para ofrecer una idea general, mencionando algunos enfoques terapéuticos, podemos decir que:

  • El psicoanálisis parte del supuesto de la existencia de conflictos intrapsíquicos que permanecen inconscientes para el paciente. Centra su atención en la infancia y en las relaciones primarias o parentales. Aquí adquiere importancia una adecuada integración de estas relaciones primarias a lo largo de las diferentes etapas del desarrollo así como la posibilidad de concluirlas de una forma saludable. Desde este supuesto teórico se define la terapia como un proceso de cambio en la estructura de la personalidad que se adquiere a través de la propia relación terapéutica y el autoconocimiento.
  • La terapia psicodinámica sostiene los mismos fundamentos teóricos que el psicoanálisis pero no pretende un cambio global en la persona. Se centra en la resolución de un conflicto concreto, la remisión de un síntoma o un cambio en el comportamiento. La actitud del terapeuta es más activa y directiva y permite el uso de estrategias cognitivas, educativas, sugestivas que pueden ser útiles para el paciente.
  • La terapia humanista considera a la persona de una manera global acentuando sus aspectos existenciales como son la libertad, la responsabilidad y el conocimiento. Hace énfasis en la unicidad del ser humano, con una visión positiva de su naturaleza. Busca el potencial y desarrollo de la persona. Contempla lo emocional e intuitivo.
  • La hipnosis ericksoniana, al contrario de la terapia psicoanalítica, adopta una perspectiva más orientada hacia la solución del problema. Pone su empeño en reactivar los recursos que la persona posee y que por alguna razón en este momento de su historia se encuentran mermados.
  • El enfoque sistémico entiende que el problema que presenta el paciente está integrado dentro de un conjunto. Este conjunto puede ser la pareja o la familia. Parte de una visión más completa donde las partes que constituyen este sistema familiar o conyugal y su interrelación configuran el problema. "El total es más que la suma de las partes". Este supuesto teórico sostiene que cada sistema busca su equilibrio subordinando las necesidades de los individuos que lo componen. Aquí el síntoma cobra un sentido en la interrelación.
  • Los enfoques pos-modernos, como la terapia narrativa o colaborativa, provienen del campo social y la antropología. La terapia narrativa considera que estamos presos de una historia dominante que nace dentro de un contexto sociocultural además del contexto individual. A través del uso de la pregunta por parte del terapeuta se intenta liberar al paciente de esta historia dominante generando una nueva narrativa. La terapia colaborativa toma una perspectiva más filosófica que invita a una relación igualitaria entre terapeuta y paciente. El terapeuta crea un espacio que facilita el diálogo y junto con el paciente intenta encontrar el significado de lo que está sucediendo.

Nosotras consideramos que todos estos enfoques aportan algo valioso. Al disponer de más herramientas terapéuticas aumenta la posibilidad de adecuar la terapia a las necesidades de cada persona.

Atendiendo a la demanda del paciente proponemos un concepto de trabajo en concordancia con los deseos y necesidades de cada consultante.

En ocasiones es importante "echar la mirada atrás" para un mejor entendimiento de lo que está sucediendo en el presente y desde esos nuevos conocimientos construir un futuro.

En otros casos es más adecuado analizar nuestra situación actual y entender cómo se generan nuestras diferentes interacciones con las personas que nos rodean (pareja, padres, hijos, amigos, jefe, compañeros de trabajo etc.). Esta comprensión puede dar lugar a nuevos modos de relacionarnos y a un mejor manejo de las situaciones.

A veces nos encontramos inmersos en situaciones difíciles donde perdemos de vista nuestras capacidades y habilidades para hacer frente a la adversidad. En estas circunstancias es necesario que la persona tome contacto de nuevo con sus recursos, gane confianza y se sienta capaz de resolver o manejar estas contrariedades.

En otro momento lo prioritario puede ser encontrar en la terapia un lugar de reflexión donde poder escucharnos a nosotros mismos y poner nuestras ideas en orden con alguien imparcial.

La terapia puede ser ese espacio donde poder encontrar orientación e información sobre lo que nos preocupa y expresarnos con libertad sin la preocupación de ser juzgado y con la certeza de que todo lo revelado es confidencial.

 

¿Cuánto dura una terapia?

La duración de una terapia puede ser muy variable según:

  • - la gravedad del problema,
  • - la necesidad del paciente,
  • - el objetivo que persigue,
  • - los recursos disponibles,
  • - la capacidad del paciente de trabajar en terapia,
  • - las circunstancias vitales y
  • - los apoyos exteriores que posee.
Así, un proceso terapéutico puede durar desde meses a años aunque los resultados ya se aprecien a lo largo del proceso